La esposa de Julio De Vido a CFK: «Tuvo un gesto inhumano con nuestra familia»

Alessandra Minnicelli se expresó contra la actitud que adoptó la ex Presidente cuando la Justicia pidió el desafuero de su marido y además consideró que el ex funcionario fue «abandonado» políticamente

Luego de las dos cartas que escribiera desde la carcel el ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, donde apuntó de manera indirecta contra CFK y directamente contra Gioja, habló su mujer, Alejandra  Minnicelli. «En estas circunstancias, Cristina Kirchner ha tenido un gesto inhumano hacia conmigo, hacia con mi familia», lanzó.

«En estas circunstancias Cristina Kirchner ha tenido un gesto inhumano hacia conmigo, hacia con mi familia… Somos muchos en la familia y nos conocemos de toda la vida… Me extrañó el gesto que tuvo», expresó la esposa de uno de los funcionarios más importante durante el kirchnerismo que ahora se encuentra detenido.

Con esas palabras Alessandra Minnicelli, la esposa del ex ministro Julio De Vido, se refirió a la actitud que adoptó la ex Presidente en las últimas semanas cuando la Justicia pidió el desafuero de su marido y avanzó con la detención.

Cabe señalar que se supone que el «gesto inhumano» al que se refiere la mujer de De Vido es a una frase que pronunció la ex mandataria en medio de la campaña electoral para las elecciones legislativas. «Yo no pongo las manos en el fuego por nadie», había señalado CFK cuando le preguntaron por la situación procesal de su ex ministro.

«¿Siente que su marido fue abandonado políticamente?», preguntó Luis Novaresio en radio La Red. Y Minnicelli contestó: «Sí, sin dudas, claro».

«Es una lectura que todos hacen fácilmente; si un conductor de un partido dice ‘no pongo las manos en el fuego por’,  después todo el mundo se alinea en ese sentido», explicó Minnicelli.

Por último, remarcó: «Cuando de golpe le preguntan al conductor del espacio político qué piensa de Julio De Vido y en vez de decir que ‘lo están persiguiendo mediáticamente y políticamente como a mí’, dice ‘yo no pongo las manos en el fuego por nadie’, ¿qué hace todo el resto? Se repliega por temor».