Por las buenas o por las malas: Vidal, a la paritaria docente por orden judicial

Al filo de las vacaciones de invierno, la Justicia bonaerense falló a favor de los docentes al ordenarle a la Gobernadora convocar a los gremios para retomar la negociación paritaria y destrabar así un conflicto de extensísima data.

Al filo de las vacaciones de invierno, la Justicia bonaerense falló a favor de los docentes al ordenarle a la Gobernadora convocar a los gremios para retomar la negociación paritaria y destrabar así un conflicto de extensísima data. Fue el Tribunal de Trabajo Nº 1  de La Plata el que puso un plazo de cinco días como límite para la convocatoria; de lo contrario, multará a la Provincia, que se verá obligada a asumir la sanción con el dinero de todos los bonaerenses. No obstante, el Gobierno apelará.

El amparo había sido presentado por los maestros tras la decisión unilateral de la Gobernadora de cerrar la negociación con los sindicatos. Con el agravante de disponer apenas un aumento salarial del 15% en tres cuotas, cuando todas las proyecciones de inflación estiman un piso del 30% para este año.

Con una sensibilidad que parece ausente en la mandataria provincial, los jueces Mauricio Bordino, Stella Maris Marcasciano y Víctor Hugo Guida advierten que “el país se encuentra sumido en una situación de crisis económica cuyas consecuencias han de repercutir necesariamente en los salarios de los trabajadores” y “en el actual contexto económico” se “torna necesario mantener activas las negociaciones paritarias con las asociaciones profesionales peticionantes”.

La intimación judicial dirigida al Ministerio de Trabajo que conduce Marcelo Villegas llegó a más de 80 días de la última convocatoria por parte del Ejecutivo bonaerense y en medio de la amenaza de un paro docente de 72 horas tras las vacaciones de invierno.

El de ayer es el segundo revés judicial que enfrenta la Gobernadora en el tema docente. El pasado 19 de junio, el Tribunal de Trabajo Nº 4 de esta ciudad le ordenó que, hasta tanto no se cierre el acuerdo paritario con los docentes, deberá actualizar los sueldos aplicando la cláusula gatillo por inflación que rigió en 2017, justamente lo que reclaman los docentes.

Es hora de que la Gobernadora cumpla: con la Justicia, con los docentes y, sobre todo, con los alumnos, en quienes se cifra el futuro de la Nación.