Mar del Plata vuelve a fase 3 y pide más médicos para terapia

Durante las últimas semanas, la cantidad de contagios por coronavirus fueron aumentando considerablemente en la ciudad de Mar del Plata. El intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, mantuvo una comunicación con el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak para dar comienzo a las gestiones que se necesitan para sumar médicos de terapia intensiva de otras localidades.

Viviana Bernabei, secretaria de Salud comunal de la ciudad costera, informó que desde el Municipio buscaban restringir la circulación de personas ante la «criticidad respecto de la disponibilidad del recurso humano especializado». De esta manera, Mar del Plata vuelve a fase 3 a partir del día sábado y por al menos 10 días. 

Cabe destacar que Mar del Plata fue una de las primeras localidades bonaerenses en flexibilizar las medidas de aislamiento y reabrir bares y restaurantes a medidas de julio, por ejemplo, a pesar de no estar habilitados por la administración provincial. Es que el distrito de General Pueyrredón se encontraba transitando la fase 4 del ASPO, etapa donde la actividad gastronómica no estaba permitida para consumo en los locales. Sin embargo, el jefe comunal lo permitió por su propia cuenta.

La apertura de locales gastronómicos se produjo en un contexto donde la cantidad de contagios había aumentado en un 2100 por ciento en dos semanas. Ahora, con más de mil casos de Covid-19 activos en la ciudad, estos comercios deberán volver a la modalidad de delivery o “take away” tal como lo estipulan las medidas de la fase 3.

Fue el propio intendente Montegro el que informó, a través de sus redes sociales y un video institucional, sobre el retroceso de fase. «Desde el comienzo de la pandemia les dije que si creía que la salud de los marplatenses estaba en riesgo, no me temblaría el pulso para dar marcha atrás», aseguró.

Además el jefe comunal pidió a la población que siga «respetando las medidas de distanciamiento social, el uso de tapabocas y el lavado de manos, no nos relajemos». Montegro informó que en la ciudad actualmente hay 1.113 casos de coronavirus activos, 61 camas de terapia intensiva ocupadas, de las cuales 19 son pacientes con Covid.19 y 10 están conectados a respiradores.

«Realmente, la ciudad carece del recurso humano necesario en salud. Lo carece hoy en términos de pandemia; lo carecía en enero en términos de no pandemia», señaló Bernabei. Lo cierto es que durante la pandemia, muchos profesionales se contagiaron y por ende se produjo una reducción importante entre el personal disponible.

Según los propios datos del Municipio, más de 300 trabajadores de la salud fueron infectados por el virus que dio origen a la pandemia. De ese total, cerca de 150 contagios ocurrieron en agosto, el mes más crítico hasta el momento.

En ese sentido, la titular de Salud comunal también comunicó que desde la Municipalidad y las autoridades de la Zona Sanitaria VIII volvieron a pedirle a las clínicas privadas «trabajar en forma conjunta». 

Actualmente, están disponibles 200 habitaciones en ocho centros extra hospitalarios, “para que se puedan derivar pacientes sospechosos y no estén ocupando camas de internación a la espera de un resultado de laboratorio», explicó la funcionaria.