El trigo y la cebada están en la lupa

Tras comportamiento del clima

“Podemos decir que va a ser una cosecha aceptable, no la esperada aunque el trigo compensa con la cantidad de granos y peso del grano llegando a buenos kilos”, dijo el ingeniero José Gil

“La campaña fina, luego de todas las lluvias que vinieron sucediendo con los últimos 60 a 70 milímetros, ha hecho que se recuperen mucho los lotes, ya que si bien ha habido lotes que se han sufrido más la seca en general, han quedado con un bajo estand de planta y los cultivos supieron recuperar en algunas ocasiones con la cantidad de macollos y demás, así que están lindos en general”, comenzó diciendo el ingeniero agrónomo José Gil, integrante del plantel técnico de la Cooperativa Agropecuaria de Carabelas.
“Podemos decir que va a ser una cosecha aceptable, no la esperada aunque el trigo compensa con la cantidad de granos y peso del grano llegando a buenos kilos; no vamos a tener un año normal que esperábamos 4 mil, 4 mil quinientos kilos, aunque con una buena recuperación”.
Gil se refirió a los otros cultivos de inviernos como la cebada y la arveja. Sobre este punto dijo “fueron los más castigados por la pedrada y la seca, con lotes que quedaron ralos, las arvejas más petisas y hay que ver cómo reaccionan, porque sufrimos las inclemencias climáticas” y agregó “si bien la cebada tuvo una buena recuperación, hay lotes que están ralos”.
“La cosecha se va a demorar un poco por todo lo que se ha sufrido y se estima que se arrancará en los últimos días de noviembre para la cebada y en los primeros días de diciembre para el trigo” y añadió “con las lluvias aparecieron bastante enfermedades tempranas en los trigos, que están prácticamente a encañar y se está encarando aplicaciones”.
Consultado el técnico sobre la influencia del viento, Gil expresó “tiene mucho que ver en cuanto a demorar las aplicaciones de herbicidas y fungicidas o barbechos y prebarbechos de presiembra o posiembra de maíz, que están colocando preemergentes, pero con el viento así no se puede hacer nada”.

La campaña gruesa
El ingeniero comentó sobre los preparativos para la campaña gruesa, que involucra más que nada al maíz y la soja, con algunos lotes destinados al sorgo. “Hemos tenidos dos boleadas de siembra grande; la primera fue temprano, alrededor del 21 de septiembre; la otra se retomó después de la lluvia grande los últimos lotes que van a maíz, por lo que creo que para el 15 de octubre todo lo que sea maíz de primera va a estar terminado” y completó “los productores que siembran temprano están analizando ese mismo fin de semana empezar con la soja, esperando un cambio de temperatura”.
“Como venimos teniendo días fríos, se está esperando a que el clima se acomode y en unos 10 a 12 días se estarían arrancando los primeros lotes”.

Mensaje a los productores
Al finalizar la nota, Gil indicó “tenemos toda la variedad de semillas de maíz para quienes hacen maíces de segunda, toda la línea de ACA con muy buenos valores, con todos los genes resistentes que hay en el mercado, ya sea a herbicidas o insectos y salimos ya con la campaña de semilla de soja, con semilla en pesos; estamos surtidos con todos los agroquímicos”.