“Hace 500 años nos quitaron la tierra a sangre y fuego”

Newen Sosa

Dijo además que las riquezas de las ‘grandes familias’ en toda América Latina fue producto de un saqueo. Buscan poner este trascendental asunto en la agenda política nacional y bonaerense

Newen Sosa, secretario Ejecutivo del Consejo Provincial de Asuntos Indígenas de la Provincia de Buenos Aires habló en Radio Rojas sobre el crucial rol del Estado Bonaerense en cuanto a las comunidades originarias del territorio, su tarea y los desafíos que hay por delante.
El funcionario dijo en el programa ‘Voces por el buen vivir’ que va los sábado de 9 a 13 por la FM 92.5 MHZ “estamos atendiendo la emergencia sanitaria y alimentaria de los pueblos originarios y comunidades de la provincia de Buenos Aires, donde lamentablemente algunos la pasan muy mal y entendimos que en este momento tenemos que dar respuestas aunque no sea el trabajo específico del CPAI, pero estamos ante una urgencia y salimos a militar eso”.
Sobre la actualidad de las comunidades originarias en territorio bonaerense y las políticas que se ejecutan desde el gobierno provincial, Sosa expresó “nos encontramos con diversas realidades, donde hay algunos pueblos que están más organizados que otros; debo decir que el CPAI está integrado por el CIBA, que es el Consejo Indígena de Buenos Aires y que está compuesto por cuatro naciones: Mapuche-Tehuelche, Qom, Guaraní y Kolla, con distintas realidades cada uno y cada comunidad” y agregó “aun así rescatamos la buena hermandad que hay entre los pueblos, la solidaridad que existe, aunque el occidentalismo intente eliminar esas cuestiones”.
“Hay mucho trabajo en cuanto a la presentación de proyectos productivos, educativos, se trabaja en el tema tierras que es algo muy controversial en este momento en el país, nosotros no huimos a eso, al contrario, queremos dar esa batalla cultural, porque hace 500 años nos quitaron la tierra a sangre y fuego, básicamente, violando mujeres, matando niños y queremos poner en la agenda todo eso, sin la intención de ocupar tierras como dicen algunos medios de comunicación, pero que se reconozcan nuestros derechos y que el Estado verdaderamente reconozca que esas tierras fueron quitadas y que las riquezas de las ‘grandes familias’ en toda América Latina fue producto de un saqueo”.
“Venimos trabajando mancomunadamente con el INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas) y estamos muy contentos por este laburo que hacemos entre ambos organismos”.
“El desafío que tenemos en el CPAI con el Movimiento Indígena es sentar las bases para que en un futuro la próxima gestión pueda hacer los cambios estructurales que se necesitan que son muchos; educación y tierra son algunos y también los más importantes para laburar en la batalla cultural que queremos dar” y añadió “queremos que se conozca la verdadera historia de lo que pasó y que se vea en las escuelas y universidades, que no se mire a lo originario como una cuestión folclórica, como gente que cazaba con arco y flecha y andaba desnudo o desnuda, sino que acá hubo desde siempre una cultura, una técnica de producción, se respetaba la Madre Tierra, a las personas desde el buen vivir y eso es lo que queremos rescatar”.
“No todo lo de acá es malo y no todo lo europeo es lindo; debe dejarse de mirar a la gente blanca y rubia como algo bueno y a los morochos como algo malo, que se revalorice nuestro pensamiento”.
También se encuentra en la organización del Segundo Encuentro Plurinacional de Naciones Originarias, Afrodescendientes, Migrantes y Diversidades que tendrá lugar el 21, 22 y 23 de este mes de manera virtual. Esto traerá beneficios dado que se sumarán innumerables luchadores sociales y comunitarios de distintos pueblos en el extenso territorio de lo que hoy conocemos como República Argentina. “Esto comenzó el año pasado con la primera edición, que fue una experiencia muy buena ya que decidimos juntarnos en una gran reunión y se generó algo muy amplio, con muchos saberes de hermanas y hermanos que te deleitan cuando los escuchás hablar, te marcan el camino a seguir y ese primer encuentro sirvió para sentar las bases de lo que está sucediendo ahora en varios municipios de la Provincia y en el resto del país, donde se empieza a visibilizar la problemática de los pueblos originarios”
Sobre este Encuentro indicó “las expectativas que tenemos para la segunda edición son muy buenas, donde vamos a debatir qué país queremos, qué políticas queremos y cómo nos insertamos en la política, buscamos cambiar muchas cosas”.